jueves, 29 de octubre de 2015

Ocho cosas que no deberías pedir a un blogger literario

Hace unos días leíamos en prensa una noticia sobre Amazon y las reseñas. Ojo, no solo hablo de reseñas de libros, sino de reseñas de productos en general, y probablemente haya ámbitos en los que este tema mueva mucho más dinero que en el nuestro. Como podéis leer, por ejemplo, en El Confidencial, Amazon ha demandado a más de 1.100 personas por publicar reseñas falsas de productos. Es decir, lo que hacía esta gente era vender su capacidad de publicar una reseña en Amazon al mejor postor.

No tengo ni idea de cómo es capaz Amazon de detectar esto, y en el artículo no se habla de libros en ningún momento. Pero sí que en alguna ocasión, al menos refiriéndose a Estados Unidos, donde el mercado de cualquier cosa es mucho mayor que aquí, he leído alguna noticia sobre ventas de reseñas de libros.

De todas formas, esta es la excusa que andaba buscando para contaros un poquito como enfocamos en sinerrata la relación con los bloggers literarios, así como con los pequeños magazines digitales que publican reseñas de libros en Internet. Y como están de moda las listas se me ha ocurrido hacerlo en forma de lista. Como dice el titular estas son, tanto si eres una editorial como si eres un autor autopublicado, las ocho cosas que yo considero que no deberías pedir nunca a un blogger literario si quieres que te reseñe.

  • No puedes pedir que compren el libro. Esta me da vergüenza incluso ponerla aquí, pero es que algunos bloggers me han comentado que reciben e-mails, me temo que de escritores autopublicados, (no chicos, eso no se hace), que les piden una reseña de su libro, y cuando el blogger acepta, a renglón seguido, les dicen donde adquirirlo. Tienes que hacerles llegar tú una copia del libro, ya sea digital o en papel, de forma gratuita. Te están ayudando.
  • La segunda es muy obvia, también, pero me temo que hay que decirlo: no le puedes pasar un ejemplar de un libro a un blogger a cambio de que hable bien. Ni es ético, ni estético, ni lógico.
  • No le puedes pedir que si no le gusta el libro no publique nada. Ojo, muchos lo hacen porque es su forma de trabajar, pero si un libro no gusta siempre ha de quedar a criterio del blogger literario si hace una reseña demoledora, por negativa, claro, constructiva señalando lo que no le gusta del libro, o si prefiere no publicar nada.
  • No puedes ofrecerles contraprestación. Alguien preguntará ¿y por qué? Muy sencillo, si remuneras la reseña, la estás comprando. Otra cosa es que te las ingenies para mimar a la comunidad de bloggers de forma colectiva, ya sea haciendo algún sorteo, o de otra forma más imaginativa, como organizando un encuentro, por ejemplo.
  • No puedes condicionar el futuro envío de otros libros a que guste el primero. A ver, actuemos con lógica: obviamente si a un blogger le ha dado repelús el libro de un autor, puede no ser buena idea que le mandes el siguiente, pero siempre puedes enviarle otro libro. Si a un blogger le da repelús todo tu catálogo pueden estar pasando dos cosas: definitivamente los libros son muy malos o te has equivocado de blogger.
  • No trates peor a un blogger que a un medio más grande. Aunque tenga pocas visitas ya de por sí su opinión es importante, y su tiempo, el tiempo que ha dedicado a tu libro.
  • No exijas sesudas críticas literarias. Y ojo, que hay bloggers que diseccionan un libro a la perfección. Pero de entrada yo no es lo que buscaría, ya que creo que lo importante es que nos cuenten su experiencia de lectura. Los booktubers tienen muy claro, la mayoría de ellos, que no son reseñadores. Algunos bloggers literarios en cambio, en mi opinión, son tan buenos como el crítico literario de cualquier suplemento dominical. Hay muchos estilos de hacer las cosas, y la mayoría de ellos son interesantes.
  • No exijas que suban las reseñas a sitios como Amazon o Goodreads. Y aquí cierro el bucle, hablando de Amazon. Considero que puedes transmitir que eso eso es importante para ti o tu empresa, ya que lo es, pero que en ningún momento deberías ponerlo como condición.
Y de momento, esto es todo. Puede que intente mejorar y ampliar esta lista, si por ejemplo algún blogger literario nos comenta a continuación que es lo que en ningún caso toleraría que le pidieran cuando le piden una reseña.

12 comentarios:

  1. "Espero que lo trates con generosidad; es muy buena persona"...
    Oiga sí, pero puede escribir como el culo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muy buena entrada!

    Gracias por considerarnos :)

    ¡Un abrazo lleno de palabras!

    ResponderEliminar
  3. me ha encantado la entrada, y gracias por tenernos en cuenta

    La comparto

    ResponderEliminar
  4. Hace nada escribí un artículo sobre por qué valorar en Amazon algo que no has comprado en Amazon debería estar prohibido, y con esta entrada complementas ese post y uno que pubilcaré esta semana sobre cómo no mandar un e-mail a un blogger literario. A mí nunca me ha pasado que me pidan que hable bien o que quieran pagarme, alucino con que haya gente a la que sí. Una entrada muy buena Javi, a ver si muchos a los que le hace falta esta información se la leen. Biquiños!

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Excelentes consejos todos, del primero al último.

    Valen desde luego para los editores, pero también para los autores que se autopublican y quieren contar con los bloggers literarios para dar a conocer su libro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Sí, realmente considero que es válido para cualquier autor.

      Eliminar
  7. Muy interesante el articulo.
    Llevo poco tiempo en el mundo de los blogs literarios (en enero hara un año). Ninguna de los autores que se han puesto en contacto conmigo me han exigido que ni compre su libro ni una reseña positiva. Hasta ahora mi experiencia ha sido muy positiva. Una cosa que creo que también es muy importante es que no te abrume con la fecha en que vas a publicar la reseña, los reseñadores a parte del blog tenemos un trabajo y una vida y hay veces que no podemos dedicar tanto tiempo a la lectura o al blog (yo de momento tampoco he tenido problemas con esto pero sé que a veces hay bloggers se quejan de eso).
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es algo que tampoco se debería exigir, hay que tener cierta flexibilidad. Me alegro, en todo caso, que tu experiencia sea buena.

      Eliminar
  8. Magnífica entrada. Me quito el sombrero, figuradamente, claro. La gran mayoría somos lectores que expresan sus opiniones sobre lo que leen, y libremente. Saludos.

    ResponderEliminar